• Impactos de la explotación petrolera


  •   
  • FileName: impactos_explotacion_petrolera-esp.pdf [read-online]
    • Abstract: especies o en los ecosistemas, sino que hay que entender cómo funciona la ... humana, los ecosistemas naturales y los sistemas agrícolas. Un promedio de 1’ 500.000 barriles de agua se ...

Download the ebook

LOS IMPACTOS DE LA EXPLOTACION 
PETROLERA EN ECOSISTEMAS 
TROPICALES Y LA BIODIVERSIDAD
ELIZABETH BRAVO
Acción Ecológica
Mayo, 2007
1
RESUMEN EJECUTIVO
Todas   fases   de   las   operaciones   petroleras   impactan   al   medio   ambiente   y   a   la 
biodiversidad. Las dos principales causas de afectación ambiental son:
 Contaminación
 Deforestación 
Los contaminantes pueden ser de distinta naturaleza:
a) química,   entre   los   que   se   incluye   el   propio   petróleo   crudo   y   sus 
componentes,   que   ingresan   al   ambiente   a   través   de   las   distintas 
prácticas   operacionales,   los   químicos   que   se   usa   para   facilitar   la 
extracción petrolera, los compuestos asociados al crudo, etc.
b) sonora   por   las   detonaciones   que   tienen   lugar   en   la   prospección 
sísmica y por el funcionamiento de la maquinaria petrolera
c) lumínica generada en la quema de gas
Cada tipo de contaminación produce distinto tipo de impactos en la biodiversidad y 
el ambiente.
En   la   construcción   de   infraestructura   como   plataformas   de   perforación, 
campamentos, helipuertos y pozos, así como la apertura de carreteras de acceso, el 
tendido del oleoductos y líneas secundarias, se produce deforestación.  
La deforestación se produce por tres causas:
a) porque se clarea el bosque para instalar toda esta infraestructura 
b) para   la   construcción   de   campamentos,   empalizar   las   carreteras,   etc.   se 
utilizan miles de tablones extraídos de los bosques aledaños
c) un impacto indirecto es que las carreteras constituyen una puerta abierta a 
la colonización y la deforestación
Además de los espacios estrictamente deforestados, hay un efecto de borde que 
hace que la extensión alterada sea mucho mayor. Esto provoca serios impactos en 
los animales de la selva, sobre todo animales mayores y aves que huyen del lugar, 
afectando la alimentación y la salud de los indígenas que viven de la caza.
En este informe, se va a analizar los impactos de las actividades petroleras en sus 
distintas   fases,   el   destino   ambiental   del   petróleo,   las   principales   fuentes   de 
contaminación, y los impactos específicos que se producen en distintos ecosisitemas 
y grupos taxónomicos.
2
CONTENIDO
1. LOS IMPACTOS DE LA ACTIVIDAD PETROLERA FASE POR FASE.....................................................4
2. DESTINO AMBIENTAL DEL CRUDO Y FUENTES DE CONTAMINACIÓN........................................25
3. IMPACTO EN LOS ECOSISTEMAS Y LA BIODIVERSIDAD.................................................................30
4. IMPACTOS EN GRUPOS TAXONOMICOS ESPECIFICOS.....................................................................46
REFERENCIAS.................................................................................................................................................53
3
1. LOS IMPACTOS DE LA ACTIVIDAD PETROLERA FASE POR FASE
La actividad petrolera es una de las industrias que más impactos ambientales y en 
la biodiversidad genera a nivel local y global.
En las distintas fases de la explotación petrolera y las prácticas operacionales típicas 
de la industria petrolera en zonas tropicales (UICN y E&P Forum1, 1991) se produce 
destrucción de la biodiversidad y del ambiente en general (Almeida, 2006). Por otro 
lado,   la   quema   de   combustibles   fósiles   constituye   la   principal   causante   del 
calentamiento global.
A pesar de la importancia que tienen las regiones tropicales para la estabilidad del 
clima mundial, de la importantísima biodiversidad que albergan, y de ser el hogar 
de cientos de pueblos indígenas y comunidades ancestrales, la industria petrolera 
ve en estas regiones como una frontera para ampliar su negocio. De acuerdo a 
percepciones de la industria, es muy barato explotar petróleo en zonas tales como 
la   Cuenca   Amazónica,   el   Sudeste­Asiático   y   en   los   mares   tropicales,   con   el 
desarrollo de la tecnología  para aguas profundas.   
Para analizar los impactos de la industria petrolera en la biodiversidad, no podemos 
limitarnos a  analizar el impacto que el petróleo crudo tiene en cada una de las 
especies   o   en   los   ecosistemas,   sino   que   hay   que   entender   cómo   funciona   la 
industria de  la  extracción   petrolera  en  ecosistemas  tropicales,   pues  para extraer 
petróleo   del   sebsuelo,   hay   una   serie   de   prácticas   operacionales   que   alteran   en 
equilibrio ecológico y afectan a las comunidades biológicas.
Con   frecuencia   se   cree   que   los   “i mpactos   directos”   de   la   extracción   petrolera 
pueden   ser   controlados   con   tecnología,   y   sólo   permanecen   mientras   dura   el 
proyecto.  Estudios sobre el destino ambiental del petróleo demuestran que aunque 
la  toxicidad  del   crudo  disminuye con  la  degradación  (que  puede  ser  biológica   o 
física),   este   sigue   siendo   una   fuente   de   contaminación   y   de   toxicidad   para   los 
organismos presentes en un ecosistema por largo tiempo (di Toro et al, 2007 ).
Se argumenta también que estos impactos se restringen a la zona del proyecto.  En 
esta revisión vamos a ver que la alteración ecositémica provocada por la extracción 
petrolera se extiende mucho más allá de los límites del proyecto, mucho más aun 
cuando esta tiene lugar en bosques tropicales.
En el Ecuador, las normas sobre la prospección sísmica ha sido modificada desde 
que se inició la actividad petrolera en la década de 1960. En esta revisión se va a 
incluir información especialmente de las prácticas que fueron llevadas a cabo por la 
empresa Texaco.
1
 Hoy OGP
4
1. PROSPECCIÓN SÍSMICA
La sísmica es un proceso geofísico que consiste en crear temblores artificiales de 
tierra, con el uso de explosivos que causan ondas con las que se hace una ecografía 
del   subsuelo,   donde   aparecen   las   diversas   estructuras   existentes,     incluyendo 
estructura que potencialmente pueden almacenar hidrocarburos.
Para los estudios sísmicos se abren trochas de un ancho entre 2 y 10 metros.  Cada 
línea sísmica tiene 1 Km. de largo (Rosanía, 1993).
En una campaña sísmica típica se talan hasta 1000 kilómetros. Para la logística de 
los estudios sísmicos se construyen helipuertos de más o menos una hectárea cada 
uno.  En algunos estudios sísmicos se  construye un helipuerto cada kilómetro. En 
mil   kilómetros   de   líneas   sísmicas,   se   construyen   entre   1000   y   1200   helipuertos 
(Rosanía, 1993).   Cada helipuerto tiene media  hectárea, o más.   En  el Ecuador 
hasta 1994, se habían abierto unos 30.000 kilómetros de bosque de líneas sísmicas 
en medio del boque húmedo tropical (Almeida, 2006).
Para las explosiones se perforan pozos de entre 2 y 20 metros, sobre una línea 
recta. El diámetro del hueco es de entre 5 y 10 centímetros. Las explosiones se 
hacen cada 15 y 100 metros (Comisión de Evaluación del Impacto Ecológico de la 
Exploración Sísmica en el Bloque 10, 1989).
La prospección sísmica puede ser 2D (en dos dimensiones) o 3D (tridimensional). 
Estas se diferencian por la distancia entre las líneas sísmicas o densidad de la malla 
que es mayor en la sísmica 3D. Conseguir una mayor densidad significa que las 
labores de la sísmica son mucho más intensas y por ello hay mayores impactos en 
el medio.  
Entre los impactos identificados durante los estudios sísmicos, se incluyen:
 
Deforestación por la apertura de la trocha y la construcción de helipuertos y de 
campamentos provisionales. Este impacto varía en función de la cobertura vegetal 
presente a lo largo de la trocha y del número de helipuertos construidos.
En esta fase se registran también impactos indirectos pues la apertura de trochas 
crean nuevas vías de acceso para la colonización.
Se ha registrado también que las cuadrillas de trabajadores cazan y pescan en el 
sitio especialmente cuando los estudios sísmicos son hechos en lugares donde se 
está abriendo la frontera petrolera en ecosistemas naturales, poniendo en riesgo 
especies de fauna terrestre y acuática.  Como los trabajadores provienen de lugares 
distintos a aquellos donde se hace la sísmica, desconocen  los períodos de veda 
establecidos por las propias comunidades locales que conocen las dinámicas de las 
poblaciones de la fauna local.  Durante los estudios sísmicos se contratan unas 30 
personas,   entre   los   que   se   incluye   generalmente   un   cazador­pescador.   Estas 
cuadrillas generan además grandes cantidades de residuos sólidos y otros tipos de 
desechos (Rosanía, 1993).
5
En una investigación independiente hecho en el Ecuador a las actividades sísmicas 
de la empresa Arco2 en el Bloque 10, se identificó que durante su campaña sísmica 
se deforestó aproximadamente 1046 ha. de bosque primario, se observó tubos de 
descarga  y   desechos   tóxicos  directamente  en   los   ríos  y   suelos;   altos   niveles   de 
contaminación   sonora   proveniente   de   la   perforación,   plantas   de   generación   y 
explosiones   sísmicas.     Se   registró   2170   horas   de   ruido   de   los   vuelos   de   los 
helicópteros. Este daño, junto con una intensiva cacería de animales llevada a cabo 
por los trabajadores petroleros, ha provocado una carencia de peces y animales 
para la cacería.3 (citado en Kimerling, 1993)
 
La contaminación por ruido es otro impacto de las actividades sísmicas. Durante la 
prospección sísmica se producen niveles de ruido de gran magnitud, debido a las 
detonaciones de dinamita que se hacen cada 6 metros, así como el ruido producido 
por los helicópteros que suplen de materiales y alimentación a los trabajos sísmicos. 
Otros impactos relacionados con la prospección sísmica incluyen la compactación 
del   suelo   cuando   se   usan   camiones   vibradores.   Generación   o   aceleración   de 
procesos   erosivos   cuando   la   operación   se   realiza   en   terrenos   susceptibles   o 
inestables, y en algunos casos derrumbes. Las explosiones producen movimiento de 
suelo cuando los pozos quedan mal tapados.
Debido   a   las   explotaciones   hay   desplazamiento   de   fauna  por   efecto   del   ruido   y 
muerte de peces cuando las detonaciones son en el agua (Patin, 1999). 
En   estudios   sísmicos   en   el   mar   se   utiliza   disparos   aéreos.   Estos   disparos   son 
dirigidos hacia abajo, pero tienen un considerable efecto horizontal.  El sonido bajo 
el agua puede tener un impacto de hasta 10 Km. a la redonda. En este tipo de 
estudios, los impactos se evidencian en peces y larvas de  peces de importancia 
comercial, especialmente cuando la prospección se lleva a cabo en aquellas áreas 
en las que las especies cumplen ciclos biológicos cruciales (Patin, 1999). 
 
Hay   una   afectación   además   aves   y   mamíferos   marinos,   especialmente   cetáceos4 
que usan complicados sistemas de comunicación para orientación y para atrapar 
alimentos   (UK   Biodiversity   Action   Plan).   En   ellos   se   ha   detectado   fallas   en   su 
fisiología   auditiva,   alteración   en   la   respuestas   frente   a   condiciones   de   estrés, 
aumento en la hipertensión y un desbalance endocrino.
Adicionalmente, se ha registrado una disminución en las fuentes alimenticias, lo que 
es especialmente relevante cuando los animales están en período de lactancia o 
crianza.
Varias   especies   de   aves   tienen   requerimiento   muy   especiales   en   el   período 
reproductivo (sitios de copulación y requerimientos alimenticios especiales), por lo 
2
 Arco hoy forma parte de BP
3
 Hoy este bloque petrolero es operado por la empresa AGIP. 
4
 Por ejemplo los delfines rosados en la Amazonía Ecuatoriana
6
que las detonaciones en esta época puede significar la pérdida de toda una estación 
reproductiva, afectando la composición de las poblaciones naturales.  Este problema 
se agudiza si las campañas sísmicas son muy prolongadas 
El servicio de Vida Silvestre de los Estados Unidos ha hecho una revisión de los 
impactos de los estudios sísmicos en la biodiversidad del Refugio de Vida Silvestre 
del Ártico (US Fish and Wildlife Services. Artic Wildlife Refuge). Ahí se reportó que 
las explosiones puede producir alteraciones en el comportamiento de aves, peces y 
mamíferos, en lo que se refiere a su comportamiento reproductivo o alimenticio. Por 
ejemplo, cuando las detonaciones tienen lugar durante la época o en los lugares de 
desove, apareamiento o crianza, los impactos letales en la fauna local puede ser 
muy grave. 
Otra   área   sensible   a   las   detonaciones   son   las   rutas   de   especies   migratorias, 
especialmente ballenas.  Por tal motivo, en el Plan de Acción del Reino Unido se ha 
tomado medidas para disminuir este impacto (UK Biodiversity Action Plan).
Se han realizado estudios de los impactos de la prospección sísmica en bancos de 
peces,   y   se   ha   encontrado   que   para   algunas   especies   de   interés   comercial,   se 
puede reducir la pesca en hasta un 45% del promedio.  Su impacto se registró en 
10 Km. a la redonda.   El número de peces disminuyó tanto en la zona pelágica 
como   en   fondo   de   la   columna   del   agua.     Después   de   las   detonaciones   no   se 
observó una recuperación en la pesca por varios días.
Estas detonaciones afectan también acuíferos produciéndose contaminación de las 
aguas de pozos, destrucción de vertientes de agua. A nivel de cuerpos de agua 
superficial se produce erosión de las zonas de playa y sedimentación de los ríos.
2. PERFORACION
Luego de la prospección sísmica, y una vez que se inicia la perforación, se empieza 
a generar desechos contaminantes, siendo los más importantes los cortes y lodos 
de perforación.
 
Durante la perforación básicamente se tritura la roca, a profundidades que pueden 
llegar hasta unos 6 Kilómetros, produciendo un tipo de desechos llamados cortes de 
perforación. 
Los cortes de perforación están compuesto de una mezcla heterogénea de rocas, 
cuya   composición   depende   de   la   estratología   local,   que   puede   incluir   metales 
pesados,   substancias   radioactivas   u   otros   elementos   contaminantes.   Pueden 
contener   en   mayor   o   menor   grado   por   hidrocarburos.   Son   pues   agentes 
contaminantes.   Entre   mayor   es   la   profundidad   a   la   que   se   perfora,   se   generan 
mayor   cantidad   de   desechos,   los   mismos   que   contienen   niveles   mas   altos   de 
toxicidad.
En  la perforación se utiliza los lodos de perforación, que pueden  ser en  base a 
aceite o agua.  
7
Contienen   una   gran   cantidad   de   aditivos   químicos,   que   se   bombea   al   pozo 
productor   para   actuar   como   lubricante   y   refrigerante   a   la   broca   o   como 
herramienta,   para   levantar   la   roca   cortada   por   la   broca,   evitar   la   corrosión,   el 
derrumbe   de   las   paredes   del   pozo,   controlar   que   los   líquidos   en   las   diferentes 
formaciones del subsuelo (aguas de formación y crudo) y el gas, fluyan sin control 
hacia   la   superficie.   Contienen   además   biocidas   para   controlar   la   presencia   de 
agentes   biológicos   presentes   en   las   distintas   formaciones   geológicas   (Reyes   y 
Ajamil, 2005ª) .
Los lodos de producción pueden estar basados en agua o en petróleo. 
Los   lodos   solubles   en   agua   tienen   como   componente   principal   la   barita   y   el 
carbonato de calcio, a los que se añade compuestos inorgánicos como la bentonita 
y  otras  arcillas  que  aumentan  la viscosidad.  Estos  lodos  incluyen  varios  metales 
pesados tóxicos, sales inorgánicas, detergentes, polímeros orgánicos, inhibidores de 
la corrosión y biocidas. A pesar de su nombre, estos lodos contienen cantidades 
significativas de hidrocarburos (100­7000 ppm), los mismos que son usados para 
reducir la fricción y como lubricantes.
Los   lodos   en   base   a   hidrocarburos   contienen   petróleo   mineral,   con   cantidades 
variables   de   hidrocarburos   aromáticos,   limo   para  aumentar   el   pH   y   controlar   la 
corrosión,   químicos   en   base   a   lignita   para   controlar   la   pérdida   de   fluidos, 
emulsificantes   y   detergentes,   entre   los   que   se   incluyen   ácidos   grasos,   aminas, 
amidas,   ácido   sulfónico   y   alcoholes   como   emulsificantes   secundarios;   bentonia; 
cloruro de calcio es usado como emulsificante para aumentar la viscosidad de los 
lodos.  Se han hecho experimentos que muestran que los lodos de perforación en 
base a petróleo pueden estar presentes en el medio después de 180 días de la 
descarga, con un grado de biodescomposición de menos del 5% (Bakke y Laake, 
1991).
Los   lodos   de   perforación   en   base   a  petróleo   inhiben   el   crecimiento   y   desarrollo 
reproductivo  de  algunas  especies acuáticas,  reduce el  establecimiento  de  ciertas 
comunidades  biológicas  cuyos  hábitos  son  alterados.   Se observa  cambios  en   las 
respuestas   inmunológicas   en   peces   y   otras   especies.   Hay   un   incremento   en   la 
sensibilidad   de   algunos   crustáceros   marinos   (como   camarones   y   langostas), 
especialmente en las fases tempranas del desarrollo embrionario (Patin, 1999).
 
Se ha obserado además canbios en la taza de establecimiento de larvas de plancton 
de   invertebrados   bentónicos   en   el   substrato   sólido.   Los   lodos   de   perforación 
generan condiciones anaeróbicas en el fondo de los sedimentos, lo que altera la 
composición de las comunidades microbianas (Blackman et al, 1986)
Los   lodos   solubles   en   agua   tienen   como   componente   principal   la   barita   y   el 
carbonato de calcio, a los que se añade compuestos inorgánicos como la bentonita 
y otras arcillas que aumentan la viscosidad.   Estos lodos incluyen varios metales 
pesados tóxicos, sales inorgánicas, detergentes, polímeros orgánicos, inhibidores de 
la corrosión y biocidas.
8
A   pesar   de   su   nombre,   estos   lodos   contienen   cantidades   significativas   de 
hidrocarburos (100­7000 ppm), los mismos que son usados para reducir la fricción y 
como lubricantes.
En   zonas   aledañas   a   plataformas   de   perforación,   se   ha   registrado   elevados 
contenidos de hidrocarburos policíclicos aromáticos en los tejidos de peces, lo que 
incide en enfermedades hepáticas en las comunidades humanas que dependen de 
estos peces para su alimentación.
Todos estos desechos son colocados en piscinas abiertas en el medio ambiente sin 
ningún   tratamiento.    En   estas   piscinas   se  colocan   también   los  desechos  que   se 
generan cuando se reacondicionan los pozos petroleros, se limpia el crudo u otras 
susbtancias que se adhieren a la tubería.  Estas piscinas abiertas son un importante 
foco   de   contaminación,   pues   los   desechos   migran   a   las   capas   subterráneas   del 
suelo y las piscinas se desbordan cuando la lluvia es abundante, contaminando las 
fuentes de agua superficiales.
Wills (2000) reportó que un aditivo común de los lodos de perforación, ferro­cromo
ligno­sulfato tiene efectos en la sobrevivencia y repuestas fisiológicas de huevos de 
peces. Otro aditivo usado, CMC (Carboxi­Metil­Celulosa) puede producir la muerte 
de   peces   a   concentraciones   altas   (1.000­2.000mg/l)   y   cambios   fisiológicos   a 
concentraciones de 12­50 mg/l. 
Otros aditivos usados como antiespumantes, anticorrosivos, etc. presentan distinto 
grado   de   impactos   en   la   vida   acuática,   los   mismos   que   van   desde   cambios 
fisiológicos menores hasta mortalidad (Wills, 2000).
Algunas empresas están usando geotextiles para que estos desechos continentes 
no migren a través del suelo y contamine las aguas subterráneas. Sin embargo, en 
zonas   tropicales,   donde   hay   altos   niveles   de   pluviosidad,   estos   pozos   rebasan 
contaminando las áreas adyacentes.
En   otros   casos,   se   moviliza   grandes   cantidades   de   tierra   y   se   mezcla   con   los 
desechos de la perforación.  Para esto se requiere ocupar importantes extensiones 
de suelos.
Las piscinas abiertas por Texaco tienen un área de alrededor de 75 x 70 m. En 
ecosistemas con precipitaciones anuales de 3.300 mm, como son los Amazónicos, 
los desechos de la piscinas pueden fácilmente desbordarse, contaminando las zonas 
aledañas, incluyendo chacras indígenas, fincas de campesinos, cuerpos de agua, 
ecosistemas naturales. Estas piscinas están abiertas hasta la actualidad.
La opción recomendada por la misma industria para zonas de gran fragilidad es 
sacar   los   desechos   del   lugar   para  un   lugar   de   tratamiento,   sin   embargo   el   EIA 
utiliza   los   argumentos   a   su   antojo,  y   afirma   que   sacar   los   desechos   significaría 
aumentar el tráfico vehicular.
9
En el mar, los cortes de perforación se colocan directamente en el lecho marino. 
Estos   entierran   a   la   fauna   bentónica,   afectando   todo   el   ecosistema,   por   el 
importante papel que juega el bentos en la cadena trófica marina.  
En   el   Mar   del   Norte   hay   1,5   millones   de   toneladas   de   lodos   contaminados 
depositados en el fondo del mar depositadas de las cuales por lo menos 166.000 
toneladas contienen petróleo, formando pilas individuales de hasta 30 metros de 
altura. Se  ha establecido que hay desiertos biológicos hasta a unos 500 metros 
alrededor   de   las   plataformas.   A   distancias   mayores,   se   producen   cambios   en   la 
composición de las comunidades marinas,  favoreciendo a las especies oportunistas 
tolerantes a la contaminación (Granier, 1997).
En el tipo de perforación llevada a cabo por la empresa Texaco (llamada perforación 
vertical) se perforan los pozos de manera individual, y para cada pozo se afecta 
como promedio una hectárea de ecosistemas naturales o zonas agrícolas.
En la perforación en racimo, se perforan varios pozos desde una sola plataforma. 
En este caso se afecta un área menor, pero se genera mayor cantidad de desechos. 
A este tipo de operación se la conoce como perforación direccional.
Otra fuente de contaminación generada durante la perforación es el ruido constante 
procedente  de  las  torres de  perforación  y  el  movimiento  constante de  vehículos 
(que en algunos casos pueden ser helicópteros). Este ruido hace que los animales 
escapen o cambien su comportamiento alimenticio y reproductivo. 
En la temporada de la perforación el trabajo es muy intensivo, y en un área muy 
pequeña   se   concentran   alrededor   de   70   personas   que,   complementan   su 
alimentación con la cacería de fauna local, muchas veces de especies en peligro de 
extinción.   Así,   durante   la   perforación   exploratoria   en   la   Reserva   Faunística 
Cuyabeno, se encontró el cuerpo de un águila harpía que había sido cazada por los 
trabajadores (Asociación de Defensa del Cuyabeno, 1994)
PLATAFORMAS
La presencia de las plataformas producen un impacto físico de importancia, pues 
puede   alterar   el   comportamiento   de   la   vida   silvestre,   sobre   todo   cuando   esta 
infraestructura  es   instalada   en   el   sitio   de   apareamiento,   desove,   alimentación   y 
rutas de migración de algunas especies.
Otra fuente de alteración es el ruido y la luz que se genera en las plataformas, 
ambos   aspectos   pueden   alterar   el   comportamiento   e   interferir   con   las   rutas 
migratorias   de   mamíferos,   peces   y   aves.     El   calor   producido   en   las   plataformas 
sobrecalienta el ambiente, produciendo impactos negativos sobre todo en aquellas 
especies que tienen un nicho ecológico muy demandantes.
La perforación de un pozo petrolero puede durar algunos meses y llegan a trabajar 
hasta unas 200 personas que viven en campamentos aledaños al pozo (cuando el 
pozo es perforado en una zona de frontera).  Esto significa mas deforestación para 
10
la construcción de la plataforma, de helipuertos para dotar de infraestructura a las 
operaciones, la instalación del campamento.  La plataforma y otra infraestructura es 
extraída de la zona.  Los trabajadores petroleros cazan y pescan en la zona. 
En resumen se puede decir que durante la perforación se producen los siguientes 
impactos: deforestación, pérdida de la biodiversidad, erosión del suelo, interrupción 
de   flujos   de   agua,   uso   de   recursos   naturales   (flora   y   fauna)   y   generación   de 
desechos   domésticos   por   parte   de   los   trabajadores   petroleros,   generación   de 
residuos contaminantes provenientes de los corte y lodos de perforación, ruido y 
vibraciones,   lo   que   puede   producir   impacto   en   el   comportamiento   en   la   fauna, 
desplazamiento de fauna e interrupción permanente de corredores, interrupción de 
vías de drenaje naturales, y contaminación por el ruido generado.
METALES PESADOS PRESENTES EN LOS CORTES DE PERFORACIÓN
Cadmio.  Es un micronutriente esencial para los humanos, animales y plantas. Sus propiedades 
tóxicas   son   similares   a   las   del   zinc.   Es   persistente   en   el   ambiente   y   si   es   absorbido   por   el 
organismo humano puede persistir por décadas antes de ser excretado. En humanos, la exposición 
prolongada   se   relaciona   con   la   disfunción   renal.   También   puede   llevar   a   enfermedades 
pulmonares,  se  la   ha   relacionado   con  el   cáncer   de   pulmón  y  puede   provocar   osteoporosis   en 
humanos y animales. El ingreso medio diario, para humanos se estima en 0,15 µg procedente del 
aire y 1 µg del agua. Fumar unos 20 cigarrillos puede provocar la inhalación de unos 2 a 4 µg. Es 
un metal absorbido rápidamente por las plantas.
Plomo. El plomo es tóxico para la mayoría de organismos vivos por sus efectos sobre el sistema 
nervioso. Se acumula en el organismo hasta que alcanza niveles tóxicos y produce sus efectos. 
Mercurio.  El   mercurio   es   un   metal   pesado,   neurotóxico   y   peligroso,   que   se   bioacumula   en   la 
cadena alimenticia. El mercurio es un metal no esencial y altamente tóxico. Los mecanismos de 
eliminación biológica son escasos. El mercurio es el único metal que se haya comprobado pueda 
biomagnificarse,   es   decir   acumularse   progresivamente   en   la   cadena   alimentaria.   El   mercurio 
inorgánico   puede   ser   metilado   por   microorganismos   nativos   del   suelo,   el   agua   dulces   o   los 
sedimentos marinos. La forma más común de mercurio orgánico es el mercurio de metilo (MeHg), 
que es soluble, voluble y de rápido ingreso en la cadena alimentaria acuática (Goyer, 1996).
Arsénico.  La toxicidad de los compuestos del arsénico varía considerablemente. Los compuestos 
inorgánicos son generalmente más tóxicos que los compuestos orgánicos. Ciertos derivados del 
arsénico son además carcinogénicos. Las intoxicaciones en el ambiente de trabajo juegan un papel 
particularmente importante. La exposición a altos niveles de arsénico puede causar la muerte. 
Cobre.­  Es un elemento esencial para la vida humana, pero en dosis elevadas puede provocar 
anemia,   irritación   del   estómago   e   intestino   y   daño   renal   y   hepático.   Los   pacientes   con   la 
enfermedad de Wilson, pueden tener mayores riesgos en caso de sobreexposición al cobre. El 
cobre   puede   encontrarse   en   el   agua   potable,   procedente   de   las   cañerías   de   ese   metal   o   de 
aditivos empleados para evitar la proliferación de algas.
Cromo.­  Frecuentemente se acumula en ambientes acuáticos, por lo que existe cierto riesgo de 
ingerir pescado contaminado. Los bajos niveles de exposición pueden provocar irritación de la piel 
y úlceras, mientras que la exposición prolongada puede causar daños hepáticos y renales, al tejido 
nervioso y al sistema circulatorio.
Se puede presentar además Cobalto, Hierro, Selenio, Manganeso, Molibdeno,   Antimonio, Bario, 
Plata, Talio, Titanio, Estaño, Zinc, Cromo, Vanadio.
Fuente: Schinitman (2005)
11
CEMENTACIÓN DEL POZO
Durante la cementación, se utiliza una serie de químicos con distintos grados de 
toxicidad, siendo los más importantes el limo y la arcilla.
A estos se añade otros aditivos para acelerar (cloruro de sodio, silicato de sodio y 
carbonato   de   sodio)   o   retardar   (lignina,   lignosulfanato   de   calcio   y   derivados   de 
celulosa) el proceso de cementación.  
Se añade además agentes (derivados de celulosa), que prevén la pérdida de fluidos 
dispersantes   (productos   orgánicos   sintéticos),   controladores   de   densidad.   Para 
reducir la densidad se usa compuesto como bentonita, tierra rica en diatomeas Para 
aumentarla se utiliza barita y arena.  
En la cementación se utiliza además compuestos antiespumantes, entre los que se 
incluyen ésteres fosfatados, ácidos grasos y alcoholes polioxilatados.
Estos y otros químicos entran eventualmente al ambiente.
3. EXTRACCIÓN
La  primera  fase  de  la  extracción  es  exploratoria,  para evaluar el  tamaño  de  las 
reservas presentes. Una vez perforado el pozo, se extrae una cantidad de crudo 
diariamente.  El crudo extraído (desechos de pruebas) es colocado en la piscina de 
desecho, contribuyendo aun más a la contaminación presente en esas piscinas. En 
otros   casos   se   quema.   Se   calcula   que   por   cada   pozo   se   generan   unos   42.000 
galones de desechos de prueba (Reyes y Ajavil, 2005). 
Una vez declarada su viabilidad comercial, se incrementa el número de pozos, y con 
ello los impactos antes descrito. 
Cuando el pozo empieza a extraer petróleo de manera regular, se realiza cada año o 
dos veces al año, el reacondicionamiento de los pozos, cuyos desechos tóxicos son 
colocados en las piscinas.
A partir de estas piscinas puede haber una migración vertical de los contaminantes 
hacia los acuíferos, pero también desde las piscinas de desechos, las mismas que 
en algunos casos son escavados hasta el nivel de los acuíferos.  
Dado   que   las   piscinas   están   abiertas,   cuando   llueve   estas   rebosan   y   los 
contaminantes migran a las áreas aledañas entre las que se incluye esteros, ríos, 
lagunas, zonas boscosas, otros ecosistemas naturales o áreas agrícolas.
Junto con el petróleo, salen del subsuelo dos tipos de compuestos asociados: las 
aguas de formación y el gas.  
12
AGUAS SALOBRES TÓXICAS DE YACIMIENTOS PETROLEROS
Uno de los problema más significativos durante la extracción de petróleo, es el agua 
salobre presente en los yacimientos petroleros, y que sale a la superficie asociada 
con el crudo.  Es conocida también como agua de formación, y representa uno de 
los problemas que con mayor dificultad enfrenta la industria petrolera (Hill, 2000). 
La cantidad de agua de formación varía con la formación geológica. Hay campos 
petroleros   que   poseen   volúmenes   mayores   que   otros,   como   sucede   con   los 
yacimientos   de   crudos   pesados5.   En   las   operaciones   petroleras   más   antiguas   el 
volumen de aguas de formación se incrementa, el mismo que la puede ser varias 
veces mayor que la de petróleo extraído.  
El agua de formación es un agua sedimentaria de 150 millones de años. Debido al 
prolongado   contacto   agua/roca,   concentra   niveles   de   salinidad   (particularmente 
cloruro de sodio y otros sólidos) que pueden llegar variar de 30.000 p.p.m.  6  (por 
ejemplo en el caso de los campos operados por Petroecuador) a 100.000 p.p.m en 
yacimientos de crudos pesados (Reyes y Ajamil, 2005b). 
En contraste, la salinidad de los ríos Amazónicos, o de otros cuerpos de agua dulce, 
que es de 7 ppm. La salinidad del agua del mar es de 35.000 ppm.
La   temperatura   del   agua   de   formación   sale   a   la   superficie   a   temperaturas   que 
cubren un rango de entre 32 a 73 grados centígrados, con una temperatura media 
de 55 grados centígrados.
En estudios hechos con organismos acuáticos de bosques tropicales de Venezuela 
se   encontró   que   estos   son   muy   intolerantes   a   la   alta   salinidad,   especialmente 
cuando   el   cambio   de   salinidad   es   brusca.   Lo   mismo   sucede   con   cambios   de 
temperatura. Estos datos son relevantes ya que por ejemplo el agua de formación 
es mucho más salina que el agua de mar y sale a temperaturas muy altas.   Los 
impactos   en   la   fauna   acuática   son   mayores   cuando   estos   cambios   son   bruscos. 
Kyung S. Cheng (2001). 
El contenido de las aguas de formación varía en los diferentes yacimientos, pero 
puede   contener:   Petróleo   (500­5000   ppm7),   sulfatos,   bicarbonatos,   Sulfuro   de 
Hidrógeno,   Cianuro,   Dióxido   de   Carbono,   metales   pesados   (Cadmio,   Arsénico, 
Cromo, Plomo, Mercurio, Vanadio, Zinc).
De   acuerdo   a  la legislación ambiental británica para el sector de
petróleo y gas (UKOOA), toda descarga con crudo por sobre las 100
ppm debe ser reportada como un derrame petrolero.
5
El campo Edén Yuturi produce un promedio de 75 barriles de agua por cada 25 barriles de petróleo
6
Miligramos de sólidos por litro de agua
7
ppm: partes por millón


Use: 0.0481