• HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.


  •   
  • FileName: hipertension.pdf [read-online]
    • Abstract: Urgencia hipertensiva, sin acompañamiento de alteraciones orgánicas ... El tto en la crisis hipertensiva leve debe procurar un descenso gradual pero ...

Download the ebook

HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
MEDICIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL.
El diagnóstico de HTA se basa en la correcta medición de la PA en al menos tres
visitas, por lo que es importante estandarizar la técnica de medición para evitar
errores diagnósticos.
1. Condiciones ambientales: habitación tranquila, sin ruidos y con temperatura
agradable.
2. Condiciones del paciente
• No comer abundantemente, no fumar, no beber alcohol ni café, ni
hacer ejercicio, al menos media hora antes de la visita.
• No tomar agentes simpáticomiméticos, incluidos los midriáticos.
• No tener la vejiga de la orina llena.
No haber tomado la medicación antihipertensiva por la mañana, para hacer
la toma de la PA en el periodo “valle” del medicamento y no en plena fase
de acción farmacológica del mismo.
3. Postura del paciente:
• Colocar el brazo sin ropa que comprima.
• Sentarse cómodamente (posición recomendada para las tomas
habituales) o bien tumbarse, poniendo el brazo donde se vaya a medir la
PA apoyado y a la altura del corazón.
• Esperar en esta posición 5 minutos.
• Para descartar hipotensión postural u ortostática debe medirse la PA
al minuto y a los 5 minutos tras ponerse de pie. Se confirma si hay un
descenso de la PAS > 20 mmHg y/o de la PAD > 10 mmHg.
• En embarazadas a partir de las 20 semanas, se recomienda medir la
PA con la paciente en decúbito lateral izquierdo o sentada.
4. Equipo instrumental:
• El aparato de medida más aconsejable es el esfigmomanómetro de
mercurio. Pueden utilizarse también esfigmomanómetros aneroides
recientemente calibrados o aparatos electrónicos validados.
• Los tipos de brazal más empleados tienen las siguientes
dimensiones de la cámara hinchable:
o Adultos:
 12 cm (anchura) x 23-24 cm (longitud). Para brazos
normales.
 15 cm x 31 o 15 x 39 cm: para personas obesas.
 18 cm x 36 a 50 cm: para personas muy obesas o para
tomar la PA en las piernas.
o Niños:
 3 cm de ancho para neonatos (circunferencia de brazo:
5-7,5 cm)
 5 cm para niños de 1- 4 años (circunf. de brazo: 7,5-13
cm)
 9 cm para niños de hasta 8 años (circunf. de brazo: 13-
20 cm)
1
HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
Un manguito pequeño sobreestima las cifras de PA y un manguito
demasiado grande las infravalora. En caso de duda es preferible utilizar un
manguito tan grande como sea posible.
5. Procedimiento:
• El aparato (en el caso de columnas de mercurio) debe estar a la altura de
los ojos del observador.
• Colocar el manguito dejando libre la fosa antecubital.
• Palpar la arteria braquial y colocar suavemente el estetoscopio
aproximadamente a 2 cm. por debajo del brazal.
• La tensión arterial sistólica (PAS) se calcula por palpación de la arteria
radial y se debe inflar el manguito rápidamente hasta 20-30 mmHg por
encima del nivel en que desaparece la onda del pulso. El desinflado debe
hacerse a una velocidad uniforme de unos 2 mmHg por segundo o latido
cardíaco. Se utiliza la primera aparición del sonido (fase I de Korotkoff) para
definir la PAS y la desaparición del sonido (fase V) para definir la tensión
arterial diastólica (PAD).
• Se recomienda registrar la IV fase de Korotkoff (atenuación de los ruidos)
en estados hipercinéticos, fiebre, embarazo o en niños < 12 años.
• En la toma inicial debe medirse la PA en ambos brazos, y si se encuentra
una diferencia de presión superior a 10 mmHg se deben valorar las posibles
causas y considerar como presión del individuo la medida más alta. En las
visitas sucesivas se determinará la PA únicamente en el brazo con cifras
más elevadas (“brazo control”).
• En cada visita deben hacerse al menos dos tomas de la PA separadas
entre sí por 2 minutos y promediar los valores. Si las primeras dos lecturas
difieren en más de 5 mm Hg, deberían efectuarse tomas adicionales hasta
que la diferencia se estabilice. Considerar como PA de la visita la media de
las dos últimas tomas.
• Si existe una arritmia se recomienda medir la PA cinco veces y promediar.
Es recomendable registrar inmediatamente las cifras de T.A. y no manifestar
preferencia por determinados números.
6. Errores frecuentes:
a. Relacionados con el observador: mala interpretación de los distintos
ruidos por alteraciones sensoriales, prisa, técnica inadecuada,
redondeo (a dígitos terminados en 0 ó 5).
b. Relacionados con el paciente: ansiedad, ejercicio físico, estrés...
c. Relacionados con el aparato de medida: mala calibración, estado
defectuoso de sus componentes, manguito de dimensiones
inadecuadas, colocación en pared a altura inadecuada...).
2
HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
TRATAMIENTO DE LA HIPERTENSIÓN.
1. MODIFICACIÓNES DEL ESTILO DE VIDA: consiguen por si solas corregir
la hipertensión leve, y tienen un efecto facilitador del efecto farmacológico
de los distintos fármacos antihipertensivos. Las que han demostrado reducir
la presión arterial son las siguientes:
 Descenso de peso.
 Disminución del consumo de alcohol: menos de 30 g. al día en hombres
y de 20 g. en mujeres.
 Reducción de la ingesta de sodio (menos de 6 g. de sal común al día).
 Ejercicio físico moderado aeróbico e isotónico (andar, correr, nadar,
bailar, aerobic, ciclismo...) practicado de forma regular y gradual (30-45
minutos al día, 3-5 días a la semana, alcanzando un 55-90% de la
frecuencia cardiaca submáxima = 220 – años de edad).
 Dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension): rica en potasio
y calcio. Se basa en un consumo elevado de frutas y vegetales, con
disminución de la ingesta total de grasas y de la proporción de grasas
saturadas. Se recomienda comer más pescado.
 Medidas coadyuvantes:
o Limitación de la ingesta de café a 2-3 tazas/día (aun no estando
estrictamente contraindicado, debe moderarse su consumo).
o Supresión del consumo de tabaco.
2. TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO:
1. DIURÉTICOS: actúan sobre el riñón produciendo perdida de sodio y
agua. Existen varios subgrupos farmacológicos en función de su
mecanismo de acción: Tiazidicos ( hidroclortiazida, clortalidona,
indapamida, Xipamida), De Asa ( furosemida, bumetanida, Ac.
Etacrínico, torasemida, piretanida), y Ahorradores de Potasio (
amilorida, espironolactona, trianterene). Son eficaces y de bajo
coste, por lo que son muy usuales.
Efectos indeseables:
 Alteraciones hidroelectrolíticas: deshidratación,
hipovolemia, hiponatremia, hipercalcemia,
hipopotasemia (no con ahorradores de potasio).
 Alteraciones metabólicas: hiperuricemia, intolerancia a
los hidratos de carbono, hipercolesterolemia. Estas
alteraciones no se presentan con los ahorradores de
potasio, ni con Xipamida, Indapamida ni Torasemida.
 Otros efectos diversos: anorexia, nauseas, pancreatitis
(Tiazidas), eritemas, fotosensibilidad, trombopenia
(Tiazidas), impotencia, ginecomastia
(Espironolactona), disminución de la líbido...
3
HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
2. B-BLOQUEANTES: inhiben el sistema nervioso simpático a nivel
central o periférico, por lo que provocan disminución del gasto
cardiaco secundaria a la disminución de la frecuencia cardiaca, y
vasodilatación por la inhibición de la actividad simpática
vasoconstrictora. Los mas usados son Nadolol, Popanolol, Atenolol,
Timolol, Pindolol, Acebutol y Labetalolol, Carvedilol.
Efectos secundarios: Broncoespasmo, hiperlipemia, trastornos del
sueño, reducción de la capacidad de ejercicio, bradicardia,
impotencia sexual, apatía.
En diabéticos inhiben la secrecion de insulina, por lo que pueden
emperorar el control glucemico, y enmascaran los síntomas
hipoglucemicos. Pueden agravar la isquemia arterial periferica.
3. VASODILATADORES: producen valodilatación, bien por acción
directa sobre el músculo liso (Vasodilatadores directos), bien por
inhibición de la enzima conversora de angiotensina (IECAs) o de los
receptores de Angiotensina II (ARA II), bien por bloqueo de
receptores alfa-adrenergicos responsables de la vasoconstricción
(Alfabloqueantes), bien por bloqueo de los canales celulares del
calcio (Calcioantagonistas).
1. Vasodilatadores directos: hidralazina, minoxidil y nitroprusiato
sodico, todos ellos de uso muy limitado, por sus efectos
indeseables, salvo en situaciones de urgencia hospitalaria.
2. Alfabloqueantes: Prazosin, Doxazocina, Terazosina.. No
producen alteraciones metabólicas, ni alteran la frecuencia
cardiaca. Pueden producir como efectos secundarios
cefaleas, sequedad bucal, hipotensión, retención hidrosalina,
impotencia..
3. IECAs: Benazepril, Captopril, Enalapril, Quilapril,
Trandolapril... Son muy usados por su acción protectora de los
organos diana, así como por su carencia de efectos
secundarios de importancia. Un efecto secundario
característico de este grupo es la tos irritativa.
4. ARA II: Losartan, Valsartan, Irbesartan, Cardesartan,
Telmisartan, Eprosartan. Es el grupo más moderno,
comparten las ventajas de los IECAs y su falta de efectos
secundarios de importancia, no produciendo la tos de los
IECAs.
5. Calcioantagonistas: Tambien usados como antianginosos,
producen vasodilatación arteriovenosa, con reducción de PA y
son eficaces en las crisis hipertensivas. Los más usados son
Verapamilo, Diltiazem, Amlodipino, Nicardipino y Nifedipino.
Presentan efectos protectores a nivel renal y cardiaco, y no
tienen efectos adversos metabólicos, ni producen hipotensión
4
HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
postural ni impotencia. Sus efectos secundarios mas
relevantes son Flush, cefaleas y edemas, especialmente con
el Nifedipino.
En general, el tratamiento comienza con un solo fármaco a la dosis terapéutica
más baja posible, aumentando gradualmente la dosis buscando un descenso
gradual en un tiempo prudencial. Antes de llegar a la dosis máxima es preferible
sustituir el fármaco por otro de un grupo diferente, y si a pesar de ello no se
consigue un control eficaz, deben usarse combinaciones (dos fármacos, y
posteriormente tres) farmacológicas para conseguir un mayor efecto
antihipertensivo con dosis menores, disminuyendo así los efectos indeseables.
OBJETIVO DEL TRATAMIENTO.
Las cifras de PA a conseguir para considerar bien controlada la HTA son las
siguientes:
• Población general: < 140/90.
• Diabetes: < 130/80.
• Insuficiencia Renal con proteinuria < 1g./d: < 130/80.
• Insuficiencia Renal con proteinuria > 1g./d: < 125/75.
CRISIS HIPERTENSIVAS.
Es una elevación brusca de la presión arterial (>200/120) en pacientes con historia
previa de HTA o sin HTA conocida. Se clasifican en:
 Urgencia hipertensiva, sin acompañamiento de alteraciones orgánicas
importantes, sin compromiso vital. Generalmente se solucionan bien en el
espacio de unas horas con tto oral o sublingual.
 Emergencia hipertensiva, con acompañamiento de alteraciones orgánicas
importantes que comprometen la vida del paciente, y requieren tto
hospitalario. Se clasifican en:
 Eclampsia
 Encefalopatia hipertensiva
 Insuficiencia coronaria
 Edema agudo de pulmon
 Aneurisma disecante de aorta
 Accidente cerebral vascular
 HTA acelerada complicada
 Traumatismos craneoencefálicos.
El tto en la crisis hipertensiva leve debe procurar un descenso gradual pero
mantenido de la PA, que no comprometa los flujos coronario y cerebral.
Habitualmente se inicia el tto con Captopril sublingual o Nifedipino oral, que puede
repetirse cada 15 minutos en hasta tres ocasiones. Si tras 30-45 minutos no se
5
HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
obtiene respuesta adecuada puede administrarse Furosemida im o iv en perfusión
lenta.
ACTUACIÓN DE ENFERMERIA ANTE PACIENTE HIPERTENSO.
La cartera de servicios de Atención primaria del SAS establece como uno de sus
objetivos asistenciales el seguimiento protocolizado de pacientes con patologías
crónicas, y entre ellos los hipertensos. Enfermería participa en dicho seguimiento,
tanto mediante la aplicación de protocolos de actuación consensuados que
establecen circuitos, periodicidad de controles, solicitud de pruebas
complementarias, motivos de derivación, e intervenciones por prescripción
médica, como mediante la aplicación de metodología propia enfermera,
desarrollando planes de cuidados individualizados para estos pacientes.
Los pacientes con una HTA inicial de grado 1 ó 2, una vez alcanzado el objetivo
de control de la PA, si toleran bien el tratamiento y no presentan repercusión
visceral significativa, pueden ser revisados cada 3-6 meses, por parte de
enfermería y una vez al año en la consulta del médico.
La frecuencia de los controles podrá incrementarse dependiendo de las
circunstancias individuales: cifras de PA (más frecuentes en la HTA grado 3),
enfermedades asociadas, tolerancia al tratamiento, complejidad y cumplimiento
del mismo, etc.
En cada visita , además de proceder a la toma correcta de PA y frecuencia
cardiaca (especialmente en pacientes tratados con medicación que pueda
modificarla), la enfermera realizará una valoración del paciente, focalizada por
motivos de eficiencia en las necesidades de alimentación e hidratación,
movimiento, eliminación, evitar peligros, y aprendizaje.
 Alimentación e hidratación: peso, talla e IMC, consumo de sal, ingesta
hídrica total diaria, consumo de alcohol, encuesta dietética de 24 h, patrón
de ingestas diarias, edemas...
 Movimiento: tipo de trabajo, ejercicio físico diario..
 Eliminación: habito intestinal, incontinencia urinaria, nicturia...
 Evitar peligros: Adherencia al tratamiento, hábitos perjudiciales, presencia
de efectos indeseables, presencia de otros medicamentos que puedan
interaccionar...
 Aprendizaje: Conocimientos acerca de la hipertensión y su tratamiento.
6
HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
Tras la recogida de información, se completará la valoración con la formulación, si
procede, de Problemas de Colaboración (crisis hipertensiva, presencia de
efectos indeseables, signos o síntomas de descompensacion como edemas,
disnea, cefaleas...), que motivaran la derivación médica o la aplicación de
intervenciones protocolizadas si así estuvieran recogidas en el protocolo del
centro, y de Diagnósticos Enfermeros, que requerirán el correspondiente plan
de cuidados. Los diagnósticos enfermeros que aparecen con mayor prevalencia
asociados a la hipertensión arterial son:
 Manejo inefectivo del régimen terapéutico.
 Incumplimiento del régimen terapéutico.
 Deterioro de la nutrición por exceso.
 Déficit de conocimientos.
Además de esta valoración, y de forma protocolizada, anualmente se procederá a
la solicitud y realización de analítica , incluyendo:
 Creatinina sérica.
 Glucemia,
 Perfil lipídico
 Acido Urico
 Potasio
 Sistemático de orina y, en su caso, la investigación de la
presencia de microalbuminuria, una vez al año, al menos, en los
pacientes con diabetes, o en los que presentan positividad en la
determinación basal.
Asimismo se solicitará EKG, bianualmente siempre que los previos sean normales.
Bibliografía:
Guía de Práctica Clínica sobre Hipertensión Arterial. Dirección de Asistencia
Sanitaria de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud. Servicio Central de
Publicaciones del Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz; 2002.
González-Juanatey JR, Mazón Ramos P, Soria Arcos F, Barrios Alonso V,
Rodríguez radial L, Bertomeu Martínez V. Actualización (2003) de las Guías de
práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en hipertensión arterial.
Rev Esp Cardiol 2003; 56: 487-497
Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión
Arterial. Guía sobre el diagnóstico y el tratamiento de la hipertensión arterial en España
2002. Hipertensión 2002; 19 ( supl 3, mayo).
Guirao Goris, J.A."Diagnóstico de enfermería en una consulta de enfermería de Atención
Primaria. Estudio descriptivo". Enfermería integral, (1993)nº 26, pág XXVII.
7
HIPERTENSION ARTERIAL. CUIDADOS DE ENFERMERÍA.
8


Use: 0.035